lalistaceleste.com.ar Skip to content

EL SALARIO _NO ES GANANCIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

13/11/18

 

Es una postura histórica de la Lista Celeste el rechazo a la aplicación del impuesto a las ganancias a los magistrados y funcionarios del Poder Judicial y del Ministerio Público. No se trata de una “ganancia” la debida retribución de quienes desempeñan una importante responsabilidad en uno de los Poderes del Estado; máxime al estar impedidos de obtener otros ingresos fuera de la docencia universitaria.

 

Es también inaceptable la creencia mediática de que se trata de un privilegio, cuando en verdad se trata de una garantía de independencia que favorece especialmente a los ciudadanos. Por tal motivo es que la Constitución Nacional asegura la intangibilidad de las remuneraciones de los magistrados habiéndola ampliado, a partir de la reforma de año 1994, al Ministerio Público.

 

Tampoco justifica su aplicación la invocación del principio de igualdad, pues ello debería conducir a que otros trabajadores y jubilados también estuvieran exentos de semejante carga impositiva.

 

Admitido ello, expresamos nuestra preocupación por las bajísimas remuneraciones que perciben los magistrados designados recientemente. Este sistema de igualar hacia abajo sólo implica desnaturalizar y quitar dignidad a tan delicada función.

 

A la vez, expresamos nuestra profunda preocupación por la situación de los funcionarios que fueron designados magistrados y de los que aspiran a serlo en el futuro. Aplicarles semejante tributo provocará que sus remuneraciones, no obstante progresar en la carrera judicial, sean inferiores a las que antes percibían, lo que no resiste un análisis serio.

 

Actualmente esto no ocurre merced a una medida cautelar dictada en un proceso judicial, promovido a incitativa de quienes componemos el Consejo Directivo de la AMFJN. Expresan los medios que pronto se expedirá la Corte Suprema sobre el asunto.

 

Pues bien, exhortamos a la Corte Suprema a valorar con extrema prudencia una situación tan delicada, máxime teniendo en cuenta que se trata de una medida cautelar que, como es sabido, no es una sentencia definitiva a los efectos del recurso extraordinario. Asimismo, solicitamos que se busque una solución razonable a la situación de quienes perciben retribuciones que no están acordes con la función judicial.

otros contenidos de interés

Construyendo juntos un espacio democrático, transparente y federal.