lalistaceleste.com.ar Skip to content

NO TODOS SOMOS LO MISMO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Ante los hechos que trascendieron en diversos medios y redes sociales, vinculados -entre otros- a supuestos de dádivas que involucran a jueces federales de distintos fueros, la Lista Celeste, representativa de magistradas/os y funcionarias/os del Poder Judicial de la Nación y de los Ministerios Públicos, expresa su profunda preocupación ante dichos procederes y exige una efectiva investigación en todos los ámbitos de incumbencia para el juzgamiento de esos sucesos; ya que no sólo deben analizarse los posibles tipos penales, sino la violación de elementales normas de ética y decoro que son de cumplimiento obligatorio para el ejercicio digno de la magistratura.

Nosotros reivindicamos que independencia, transparencia, prudencia, imparcialidad, responsabilidad institucional, integridad y corrección son los principios y valores que deben regir en la magistratura para brindar un mejor servicio de justicia.

No es posible naturalizar conductas absolutamente reprochables, que además impactan en la credibilidad de las resoluciones del Poder del Estado que ampara a toda persona contra atropellos, y garantiza la prevalencia de la ley.

Al juez le está vedado recibir regalos o beneficios de toda índole que resulten injustificados desde la perspectiva de un observador razonable, ni mantener reuniones con una de las partes o sus abogados, fuera de las previsiones reglamentarias. Es justamente la exigencia de independencia e imparcialidad la que obliga a todo juez a generar hábitos rigurosos de honestidad y de autocrítica (ver. art 14, 15 y 17 del Código Iberoamericano de Ética Judicial); principios que se expanden más allá del proceso, e impactan en la credibilidad misma del sistema judicial, porque es la sociedad en su conjunto la que debe estar en condiciones de confiar en la judicatura. (valor 1. Independencia punto 35) de los Principios de Bangalore sobre la Conducta Judicial).

No todos somos lo mismo. La inmensa mayoría de integrantes del Poder Judicial de la Nación y los Ministerios Públicos, observa consternada lo trascendido; porque entiende a la Justicia, ante todo, como un servicio público, de acuerdo a las exigencias impuestas por nuestra Constitución Nacional.

otros contenidos de interés

Construyendo juntos un espacio democrático, transparente y federal.